La justicia acorrala a Apple por su rastreador AirTag: “Es una ayuda para los acosadores”

0
3

Un juez falló en contra de la compañía estadounidense en una demanda colectiva que la apuntó por laxitud en la gestión del dispositivo que fue utilizao para seguir a personas sin consentimiento.

La justicia acorrala a Apple por su rastreador AirTag: “Es una ayuda para los acosadores”Apple AirTag tiene el tamaño de una moneda.

¿Apple vende un arma para acosadores? A esa dirección apuntó un juez en California, Estados Unidos, en un fallo en contra de la compañía vinculado al AirTag, un dispositivo que el fabricante de la manzana mordida ofrece para encontrar objetos perdidos y que, además, es empleado para numerosos fines non sanctos. Principalmente, para conocer la ubicación de terceros y seguirlos sin consentimiento.

Apple en problemas por el AirTag: “Las características de seguridad son insuficientes”

La demanda colectiva fue inicialmente presentada en diciembre de 2022 en el Tribunal del Distrito Norte de California y modificada en octubre del año pasado, reuniendo a más de 35 personas que alegaron ser víctimas de acosadores que usaron el Apple AirTag para rastrearlos.

Lanzado en 2021 y con el tamaño de una moneda, aquel dispositivo fue originalmente creado para ayudar a las personas a encontrar objetos perdidos. Se trata de una baliza que debe colocarse en diferentes elementos —bolsos, llaveros, controles remotos, etcétera— y que se conecta a una aplicación del teléfono y así permite conocer la ubicación precisa, en tiempo real.

Más allá de aquellos usos provechosos del AirTag, en la práctica también fue empleado para otros propósitos, por ejemplo, para seguir a personas sin consentimiento. Por ejemplo, se divulgaron casos en los que acosadores colocaron el equipo —que por cierto se esconde fácilmente— en las pertenencias de sus víctimas o en sus automóviles. De esa forma, pudieron saber en dónde se encontraban al seguir la ubicación desde la app Find.

“AirTag se ha convertido en el arma preferida de acosadores y abusadores”, señalaron los demandantes, brindando detalles de numerosos casos que, en alguna ocasión, culminaron en asesinatos. “Es una de las tecnologías más peligrosas y aterradoras que usan para acceder a ubicaciones en tiempo real y rastrear a personas. Si esa información se transmite constantemente a un abusador, no hay lugar al que huir”, añadieron.

En vista de los usos non sanctos del AirTag, Apple agregó características para brindar más seguridad y evitar que se empleen para seguimiento no consentido, por ejemplo emitir un sonido cuando el pequeño equipo se aleja del propietario, además de notificaciones sobre rastreadores desconocidos. Sin embargo, el juez del caso, Vince Chhabria, determinó que esos esfuerzos no fueron suficientes y negó a Apple su solicitud para desestimar la demanda.

“En última instancia, Apple puede tener razón en que la ley de California no le exige hacer más para disminuir la capacidad de los acosadores de usar AirTags de manera efectiva, pero esa determinación no se puede tomar en esta etapa temprana”, señaló Chhabria, según recoge la publicación Bloomberg.

Caso AirTag: la respuesta de Apple tras el fallo de la justicia

La compañía con sede central en Cupertino, California, remarcó su compromiso con la seguridad de los usuarios. En tal contexto y para calmar las preocupaciones, tal como contamos anteriormente , Apple colaboró con Google para desarrollar estándares destinados a prevenir el uso indebido de este tipo de dispositivos. No obstante, el devenir de la demanda exhibe cuán desafiante es abordar los desafíos vinculados a esta tecnología y que son las empresas las responsables de proteger a los usuarios de los riesgos potenciales.

Siguiendo el repaso del sitio Gizmodo, el resultado de este caso en la justicia probablemente tendrá implicaciones más amplias para la industria tecnológica y la regulación de los dispositivos de rastreo. La clave es equilibrar los beneficios innovadores que ofrecen, con aspectos fundamentales como la seguridad y privacidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí