Sorpresa y hermetismo por la reunión de Alberto Fernández con referentes del Frente de Todos

0
0

Se pensó que el Presidente quería definir cuestiones relacionadas con inminentes anuncios económicos. Sin embargo, el encuentro fue para apuntalar los objetivos de la campaña electoral para el 14 de noviembre y la tensión en el Mercosur.

Sorpresa y hermetismo por la reunión de Alberto Fernández con referentes del Frente de TodosAlberto Fernández llegó temprano a la Casa Rosada y se reunión con referentes del Frente de Todos.

El presidente Alberto Fernández llegó a la Casa Rosada poco después de las 10. Sorpresivamente, porque no estaba en la agenda de actividades, arribaron Martín Guzmán, Wado de Pedro, Sergio Massa, Máximo Kirchner y Martín Insaurralde. Todos tuvieron actividad en dos reuniones que se realizaron paralelamente por pedido del jefe de Estado, en medio de un inusual hermetismo. Nadie sabía de esto en los pasillos de la casa de Gobierno.

En principio se especuló que la convocatoria tendría que ver con la preparación de anuncios económicos para esta semana. Sin embargo, al terminar, pudimos saber que un encuentro fue pedido por el Presidente para apuntalar la campaña electoral con vistas al domingo 14 de noviembre. El otro, en su despacho, la tensión en el Mercosur.

A la misma hora, por un lado, en la oficina del Presidente estuvieron el ministro de Economía, Martín Guzmán; el de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el canciller Santiago Cafiero y la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca. Analizaron el complicado escenario que atraviesa el Mercosur, donde últimamente aparecieron roces entre los países miembros.

Por otro lado, en el despacho del ministro del Interior, Wado de Pedro, se reunían el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el diputado Máximo Kirchner; el gobernador bonaerense Axel Kicillof y su jefe de Gabinete, Martín Insaurralde. Tema: campaña electoral para el 14 de noviembre. Ambos encuentros fueron pedidos por Alberto Fernández.

Previamente, Massa, Manzur y Kicillof se reunieron a solas para analizar y ultimar los detalles de la audiencia del ministro Domínguez con las entidades del campo por las medidas relacionadas con el cepo a la exportación de carnes.

En ese punto, la única cuestión que trascendió fue la vocación del Gobierno de promover una ley de Industrialización del sector rural, que básicamente lo que platea son beneficios fiscales para aquellos que produzcan y exporten. Es decir, cuanto más producís y más exportás, el premio que te da el Estado son beneficios fiscales en comparación con aquellos que producen y exportan menos productos.

Apuntalar la campaña de cara al 14 de noviembre
Más allá de la sorpresa y el contenido de la reunión en el Ministerio del Interior, fue un gesto de Alberto Fernández de convocar a los principales actores del Frente de Todos (Massa, Máximo Kirchner, Manzur y Kicillof) para alinear y definir las prioridades de la campaña electoral de noviembre. Los principales voceros del Gobierno remarcan la importancia de unificar posiciones, dejar atrás las peleas e internas no tan lejanas.

En el tiempo de descuento a la crucial elección general, donde se intentará revertir la derrota ocurrida en las PASO del pasado 12 de septiembre, el presidente Alberto Fernández dio el primer paso formal con el nuevo tablero que dejó el cimbronazo interno y el nuevo armado en el Gabinete. Por eso la convocatoria a los principales actores del espacio político gobernante. ¿Causó sorpresa la reunión en la Casa Rosada? Sí. ¿El hermetismo con que se llevó a cabo el encuentro? También.

Como dirían las abuelas, “mucho ruido y pocas nueces”.

Comentários no Facebook