Sostienen que EMSA factura por encima de lo que marcan los medidores

0
4

El ex empleado de la empresa, Rubén Christin denunció que a su madre jubilada le enviaron una factura de $3 mil, con un consumo muy superior al que marcaba el medidor. “Sin la pandemia, ya hacían ese trabajo”, disparó.

POSADAS. El ex empleado jubilado de EMSA, Rubén Christin, disparó munición gruesa contra el manejo de la empresa privada-estatal por la presunta sobrefacturación que se acentuó en los últimos meses, con la cuarentena obligatoria por Covid-19.

Según Christin, la empresa no está facturando lo que indican los medidores, sino que implementan un sistema de prorrateo de consumo, que van alterando en función de necesidades de caja del gobierno renovador K, y del directorio de Energía de Misiones SA.

En las últimas semanas, se multiplicaron las denuncias de usuarios por abusos en la facturación de EMSA, un fenómeno que se acentuó con la cuarentena obligatoria por el nuevo coronavirus. Sobre este problema, Christin aclaró: “EMSA mete la mano en los bolsillos del pueblo con esos 30 kilowatts (libres de impuestos), que no son nada. Antes (el piso) era de 700-800 kilowatts. Te dan 30 kw y pasando los 80 kw, empieza el problema”, precisó el ex empleado sobre las fuertes subas que sufren los usuarios en función del supuesto consumo.

Sin embargo, Christin fue más allá y dijo que inclusive, las facturas que EMSA envía a los usuarios no se condicen con los kilowatts registrados en los medidores. “Llamativamente, se están tomando mal las mediciones. Es mucha la diferencia. Hace un año que estoy de nuevo en Ñu Porá, controlando el medidor de mi madre, me venían facturas con muchísimo más kilowatts. Mirás el medidor y la factura, y no coincidían en nada”, disparó.

Según Christin, su madre, también jubilada, no puede pagar una boleta de 3 mil pesos, todos los meses. “Sin la pandemia (del nuevo coronavirus) ya hacían ese trabajo. Con la pandemia, te hacen un prorrateo del estado de los medidores. Si el mes pasado facturaron 500 kW este mes te van a facturar 600 kW. Y lo van subiendo en función de recaudar más”, fustigó el ex empleado jubilado de EMSA.

En esta línea, Christin anticipó que a la diputada radical Anita Minder, “nunca le van a dar el informe sobre cómo es el sistema de facturación” de EMSA. “En Corrientes, se cobra el excedente a partir de los 800 Kw. Acá te dan 30 kw que no es nada”, insistió.

EMSA como una caja política

“Hace años que vienen metiendo la mano en el bolsillo de la gente. Seguimos con líneas obsoletas y revientan estaciones por la gran carga que tienen. El otro día, Posadas estuvo dos horas sin luz. (EMSA) siempre fue una caja (política) grande y hermosa y para todos. Repartimos para todos. Para el que hizo un kiosquito, el que hizo una empresa privada, el que no trabaja y cobra. El gobierno que cuando necesita mete mano y nadie puede entrar a controlar, porque es una sociedad anónima”, disparó Christin.

nuevo directorio de EMSA

Asimismo, el jubilado denunció que el cambio de nombre de la empresa, no es sólo marketing, porque el cambio de razón social “tiene consecuencias legales”. “Si te despiden de EMSA o llega el momento de jubilarte y te dicen que sólo tenes dos años de aportes. Como son agentes de retención y no hacen aportes, hay compañeros que todavía no pudieron jubilarse”, sentenció. “El nuevo directorio es lo mismo que nada. Lo bajan a Carlos Pretto suben a Hugo Amable como vicepresidente, que es un maestro y de número no sabe mucho”, bramó.

 

Comentários no Facebook