Concejal renovador y un sargento de GN detenidos por cazar en una reserva

0
276

En plena cuarentena, detuvieron a 3 cazadores furtivos en la Biosfera Yabotí, entre ellos un concejal de San Pedro, su hermano menor, y un sargento de Gendarmería Nacional. Tenían un pequeño arsenal de caza, varias cajas de cartuchos, y ejemplares de pacas y jabalíes. El procedimiento lo hicieron guardaparques de Ecología, en la madrugada de este lunes. Tenencia ilegal de armas, caza furtiva y violación a la cuarentena, son los cargos que enfrentan.

SAN PEDRO . Un concejal renovador y un sargento de Gendarmería fueron detenidos bajo sospecha de cazar ilegalmente en una zona de la Biosfera Yabotí, en jurisdicción del municipio fronterizo de San Pedro.
Se trata Roberto Javier Torres, de 45 años, concejal de San Pedro que asumió en diciembre último por el Frente Renovador; su hermano Pedro, de 32 años, y Ramón R., sargento de Gendarmería Nacional con prestación de servicio en la Sección San Pedro, que depende del Escuadrón 12 de Bernardo de Irigoyen. Los detenidos fueron alojados en la Comisaría Seccional Segunda. a disposición del juez penal en turno.
El procedimiento se registró alrededor de las 6 de la mañana de este lunes feriado, cuando personal de la Sección Guardaparques de San Pedro, llevaron adelante el procedimiento por violación a la cuarentena, caza ilegal y portación de armas sin registros.
El detalle de informe describe que los cazadores furtivos, a quienes también se le secuestró ejemplares de pacas y jabalíes, se movilizaban en pickup, con un pequeño arsenal: un rifle calibre 38, marca Armeo Rossi; una escopeta calibre 12, doble caño, marca Zabaia; una escopeta doble caño calibre 16; una escopeta calibre 20, marca Amadeo Rosi; dos armadillas y decenas de cartuchos.
Las primeras averiguaciones del caso sostienen que concejal Torres, su hermano y el Gendarme, se encontraban en una zona de la Biosfera Yabotí y en su poder tendrían armas y ejemplares de Paca y Jabalí, por lo que quedaron detenidos en la Comisaría Seccional Segunda. Todos los detenidos quedaron imputados por el delito federal de no cumplir con la cuarentena obligatoria y además por atenta contra la conservación de la fauna misionera.

Si bien este tipo de hechos, está penado por la ley provincial XVI – Nº 11, el concejal que forma parte del bloque del Frente Renovador, deberá responder a lo que está establecido en la Carta Orgánica Municipal, pudiendo inclusive ser destituido por conducta inapropiada, lo que quedaría a consideración del Cuerpo Deliberativo.

En este sentido, el artículo 193 de la Carta Orgánica hace referencia a las Sanciones y Renuncias de un concejal, donde establece que el Honorable Concejo Deliberante, conforme a lo establecido en su reglamento Interno, puede corregir, suspender o excluir de su seno a cualquiera de sus miembros por indignidad, inasistencias reiteradas o inconducta en el desempeño de sus funciones; y removerlos por inhabilidad, incompatibilidad o incapacidad sobreviniente al tiempo de su incorporación.

Comentários no Facebook