Un misionero estafó por Internet a unas 70 personas por más de 6 millones de pesos

0
4

Creaba perfiles en Instagram y Facebook para “vender” productos electrónicos a costo tentador. De esa manera cometió junto a sus cómplices, incontables engaños, operando desde Corrientes capital. Las víctimas a quien estafó por Internet, hacían depósitos en forma virtual y muchas de ellas son de Chubut. El cabecilla, -identificado como Martín Esteban A. de 44 años-, es oriundo de Posadas y según sus vecinos de la ciudad correntina, había mostrado un importante crecimiento patrimonial en los últimos tiempos.

Vendían equipamiento tecnológico que nunca llegaba a los compradores. Se habría estafado a 70 personas por un monto de 6 millones de pesos.

El subcomisario Juan Carrasco, jefe de la Brigada de Investigaciones de Rawson, describió que el delito tenía que ver con la venta de artículos y cámaras fotográficas profesionales del tipo digital que se ofrecían a través de una página web.

Estafó por Internet

Los damnificados hacían los depósitos bancarios a billeteras virtuales, tras lo cual quedaban esperando el artículo que nunca llegaba.

El delito cibernético fue esclarecido con una investigación realizada en forma detallada y en la que trabajaron, puntualmente, la Policía de la provincia de Chubut con la Policía de Corrientes. El sábado en Corrientes capital se realizaron al menos cinco allanamientos en los que cayó el presunto cabecilla de la organización que cometió decenas de estafas electrónicas.

Se trata de un hombre cuyo patrimonio, según la pesquisa, incrementó en varios millones de pesos durante los últimos meses.

El principal procedimiento ocurrió en la zona Norte de capital hasta donde los detectives rastrearon a Martín Esteban A., de 44 años, quien posee una coqueta propiedad en zona del llamado paraje El Perichón.

Estafó por Internet

Efectivos de la Dirección de Investigación de Delitos Complejos (DIDC) de la fuerza correntina trabajaron a la par de la División Investigaciones de la ciudad de Rawson, llegados hace una semana.

Luego de establecer los domicilios de las personas sospechadas, dieron forma a los allanamientos con el acompañamiento de la División de Infantería y de la División Policía de Alto Riesgo.

Estafó por Internet

En “El Perichón” ingresaron a una casa de estilo moderno en la que atraparon al principal sospechoso. Martín A. estaba durmiendo en compañía de una mujer al momento de ser sorprendido justo antes del amanecer.

Este hombre, oriundo de Posadas, Misiones, poseía poco más de 40 mil pesos en efectivo, siete teléfonos celulares, computadoras, soportes informáticos de almacenamiento y cuantiosos “chips” de números telefónicos. La evidencia sería clave para vincularlo en forma directa a los ilícitos reiterados que ocurrían desde Corrientes y afectaron a personas particularmente del sur del país.

La modalidad ilícita consistía en ofrecer a la venta vía Internet costosos productos a precios tentadores. Por ejemplo, si el precio real de una cámara fotográfica es de 80 mil pesos, la ofertaban a 45 o 50 mil pesos, graficó a diario época una fuente cercana a la pesquisa.

Para que esto tuviera “éxito” creaban cuentas de usuarios con perfiles falsos en especial en las redes sociales Facebook e Instagram. Así, podrían decir que eran de Chubut o cualquier otra provincia sin que las personas atraídas lo supieran.

Después de pautar la venta y recibir pagos por canales electrónicos, los productos nunca llegaban a mano de las víctimas.

El rol de los cómplices de Martín A. sería el de “prestar” números de cuenta bancaria a cambio de una “comisión” del dinero percibido y que ellos debían reenviar al autor intelectual de toda la operatoria.

Comentários no Facebook